Bacteria

En el verano de 1976 un suceso captó la atención pública: la aparición de un brote epidémico durante la convención anual de la Legión Americana, celebrada en un hotel de la ciudad de Filadelfia. Entre los 4.000 asistentes a la convención se detectaron 221 casos de neumonía que provocaron la muerte de 34 personas, como resultado de la exposición a un agente infeccioso no identificado.

La enfermedad del legionario, como la bautizó rápidamente la prensa, supuso un reto para los investigadores. Pero no fue hasta el año siguiente cuando el Centro de Control de Enfermedades (CDC Center for Disease Control) identificó al agente causal denominándolo Legionella pneumophila.

El descubrimiento puso en marcha diversos estudios retrospectivos mediante los cuales se pudieron atribuir al nuevo agente los casos de brotes neumónicos ocurridos en décadas anteriores y que todavía permanecían inexplicados.

 

El nuevo agente resultó ser una bacteria Gram negativa de forma bacilar, ubicuo en medios acuáticos naturales, lagos, ríos, arroyos, lodos, etc.; que también sobrevive en pequeñas cantidades en los sistemas potabilizadores de agua, pudiendo ser transportada con ella a los edificios donde puede colonizar las instalaciones de suministro de agua y los sistemas de acondicionamiento del aire.

 

La Legionella crece en agua a temperaturas comprendidas entre 20 °C y 50 °C, con un desarrollo óptimo entre 35 °C y 45 °C. Por debajo de los 20 °C permanece latente, sin multiplicarse, y no sobrevive por encima de los 60 °C.

Otros factores que tienen influencia en su desarrollo son:

- El pH del agua (sobreviven bien en intervalos de pH que oscilan entre 2 y 9,5);

- Precisan de la presencia de L-cisteína y de sales de hierro; y se ha comprobado que la presencia de otras formas de vida como las algas y los protozoos le otorgan, al ser parasitadas, un grado de protección adicional frente a los tratamientos del agua.

 

Su supervivencia en el aire es corta debido a la poca resistencia que presentan a la desecación y a los efectos de la radiación ultravioleta.

 

Se han identificado, al menos, 35 especies y 54 serogrupos de Legionella, por lo menos 20 de esas especies están relacionadas con enfermedades humanas. Más del 80% de todos los casos de legionelosis han sido causados por Legionella pneumophila serogrupo 1.

 

Fuente:

Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo

Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales

CONTACTE con nuestro departamento y SOLICITE SU PRESUPUESTO sin ningún tipo de compromiso

¿Qué servicios le ofrecemos?

 

 

- Tratamientos de Limpieza y Desinfección de sus instalaciones

- Certificados de tratamiento conforme al R.D. 865/2003

- Toma de muestras y análisis de Legionella Pneumophila

- Asesoria técnica y cualificada para sus instalaciones

- Evaluación de riesgos

- Sistema de Puntos Críticos y Libro de Registros

MARCO LEGAL

 

Los tratamientos contra legionella en instalacines de riesgo quedan regulados por el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de legionelosis (BOE núm. 171 del 18 de julio).

 

 

Aprotecsa, Empresa inscrita por la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas de la Comunidad Autónoma, con ámbito de actividad en la Prevención y Control de la Legionelosis Nº 0557-And-350